Fundamentos de Inmigración Familiar





by alc@alanculwell.com | May 16, 2018 | Uncategorized |



El actor de Hollywood Michael J. Fox dijo una vez: “La familia no es solo una cosa importante lo es todo”.




Una de las situaciones más difíciles de la vida para muchos inmigrantes es la de alejarse de los miembros de su familia, que no solo viven en otra ciudad o estado, sino, en muchos casos, en otro país. El gobierno de los Estados Unidos reconoce que la familia es importante, y en sus esfuerzos por unir a las familias, el gobierno permite la inmigración legal de ciertos miembros familiares de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes (LPR por sus siglas en inglés). Si usted es ciudadano de los Estados Unidos o residente permanente con familiares en otros países, es importante entender cuáles son sus derechos para que los miembros de su familia puedan vivir legalmente en los Estados Unidos.


Este artículo tiene por objetivo proporcionar información de inmigración sobre algunas de las categorías familiares más importantes. La categoría de mayor prioridad para la inmigración en los Estados Unidos, son los parientes inmediatos de ciudadanos estadounidenses, que incluye cónyuges, padres e hijos menores de ciudadanos estadounidenses. Para estas personas, si bien es posible que deban esperar a que el gobierno de EE.UU. procese las peticiones presentadas por sus familiares, no existe un período de espera adicional para que puedan presentar su solicitud de residencia permanente. La siguiente categoría es la de hijos adultos solteros de ciudadanos estadounidenses.


Actualmente, para estas personas hay un período de espera que se remonta a abril de 2011, fecha de atención prioritaria para el gobierno de los Estados Unidos. Esto significa que, si un ciudadano estadounidense presentó una petición para su hijo mayor de edad (actualmente 21 años de edad o más de acuerdo con la Ley de Inmigración y Nacionalidad) en marzo de 2011, y esa petición fue aprobada, este hijo ahora puede solicitar una tarjeta verde. Por supuesto, ¡Siete años es mucho tiempo! Cabe precisar que si un ciudadano estadounidense tiene un hijo menor de edad en otro país y espera que sea mayor de edad para tramitar su solicitud, el hijo tendrá que esperar este tiempo para convertirse en residente permanente.


Por tal motivo, es vital presentar la solicitud de residencia permanente de su hijo aun cuando es menor de edad. La siguiente categoría incluye dos grupos de personas. Cónyuges e hijos menores del residente permanente, e hijos adultos solteros del residente permanente. Los cónyuges e hijos menores del residente permanente esperan aproximadamente dos años antes de que puedan ingresar legalmente por otro lado, los hijos adultos esperan la misma cantidad de tiempo que los hijos adultos de ciudadanos estadounidenses, es decir, siete años.


En este caso, puede hacer una gran diferencia para un titular de la tarjeta verde convertirse en ciudadano estadounidense, porque significará un camino más rápido hacia la residencia para cualquier cónyuge o hijos menores de edad. Es importante observar que, en algunas categorías de inmigración familiar, las personas de ciertos países tienen que esperar más tiempo que las personas de otros países. Además, hay varias excepciones que no se exponen en este artículo, y otras formas de ingresar legalmente a los Estados Unidos. El gobierno de los Estados Unidos publica actualizaciones de las fechas de prioridad cada mes en su sitio web. Finalmente, si tiene alguna pregunta sobre lo que es o no es posible en su situación específica, es importante hablar con un abogado de inmigración con experiencia acreditada.